Manualidades para Navidad

Si te gusta compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Farolillos colgantes

Los farolillos que vamos a realizar son un adorno para el árbol de Navidad.

Tenemos que elegir el papel para hacer (si es brillante quedan más atractivos). Doblamos por la mitad un trozo cuadrado, de aprox. 11 cm de lado; por los lados que se quedan abiertos, pintamos una línea a 1,5 cm del borde.

Cuando tengamos esto, vamos recortando líneas separadas por 1 cm desde la primera línea de pliegue. Una vez que las tenemos cortadas, desplegamos la hoja de papel. Sujetamos la hoja de papel con los cortes y pegamos los dos extremos de la misma. Una vez pegado tenemos que conseguir que los pliegues queden hacia fuera.

Para terminar cortamos una tira de papel de 1 cm de ancho, del mismo color que el farolillo, y la pegamos en la parte de arriba del farolillo, para así poderlo colgar con facilidad en nuestro árbol.

Árbol de cintas

Vamos a realizar un árbol de navidad con cintas de colores. Elegimos una maceta del tamaño más adecuado para el hueco donde pongamos nuestro árbol navideño. Cuando la tengamos la llenamos de tierra, arcilla, esponja, etc. material que sujete luego al árbol. Metemos en ella un palo de 1,5 cm de grosor, y de la longitud que deseemos, cuanto más pequeño más bonito quedará.

Una vez que tengamos la estructura, la pintamos con un spray del color que deseemos, nosotros lo hemos hecho de color oro.

Una vez que esté seco clavamos en la punta del palo una bola de espuma de floristería. Ahora, cortamos trozos de cinta de color rojo y verde, dorada, bolas de adorno, y espumillón, átelo todo con alambre para poder clavarlo en la espuma.

Poco a poco vamos a añadir lo que deseemos, como más nos guste y con los colores que queramos. Tenemos que ir insertando alambres, cubriendo con cintas y bolas hasta que no se vea la esfera.

Para terminar, atamos con alambre una tira de cinta de envolver rizada e insértela en la parte inferior de la bola.

Para el toque final, podemos adornar el tronco con espumillón y la maceta con un gran lazo.

Ángel azul

Para hacer un angelito de adorno para la Navidad, necesitamos cartulina plata y papel arrugado. Recortamos tres semicírculos de 10 cms de diámetro, la parte curva del último en zigzag y del papel plata la parte curva haciendo estrías. Superponemos tres semicírculos con el papel plata en medio y los pegamos por los bordes rectos. Solapamos éstos en forma de cono y los pegamos.

Dibujamos dos ojos con un rotulador negro en algodón de 3,5 cms de diámetro. Cortamos tiras estrechas de cinta de diversos colores y las pegamos en la cabeza a modo de flecos. Cortamos tiras más largas que las anteriores, las rizamos con la tijera y las pegamos en la cabeza. Cuando la cabeza esté rodeada de cinta, hacemos una ranura en la base de la misma e introducimos la punta del cono.

Cuando tengamos el tronco, cortamos un rectángulo de papel plata de 11 cm x 6 cm., pegamos los bordes del rectángulo e insertamos un limpiapipas de 15 cms para los brazos. Apretamos el tubo por el centro y lo pegamos en la parte posterior del cono doblando los brazos hacia adelante. Una vez que tengamos esto, solo nos quedan las alas del ángel que irán pegadas en la espalda. Las podemos hacer de papel plata, azul, transparente, etc.

Muñeco de nieve

Este taller consiste en envolver el regalo en forma de muñeco de nieve, para así hacer una doble sorpresa. Empezaremos envolviendo el regalo en un paquete de forma cilíndrica, éste será el cuerpo del muñeco. Luego arrugamos un trozo de papel de periódico  para la cabeza y la pegamos encima del cilindro. Una vez que tenemos el tronco lo forramos con algodón. Luego hacemos los ojos, nariz y boca con cartulina y los pegamos.

Para hacer el sombrero necesitamos una tira de cartulina y un círculo grande para el ala del mismo. Dibujamos un círculo interior en el ala cuyo diámetro sea el de la cabeza del muñeco y cortamos para formar la “tapa” del sombrero. Enrollamos la tira de cartulina para hacer la corona del sombrero y la sujetamos con cinta adhesiva. Pegamos la tapa a la copa.

Para adornar el sombrero ponemos un trozo de cinta roja y colocamos en la cabeza. Para hacer la bufanda, cortamos otra cinta roja y la atamos al cuello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *