Atrapar la bandera

Si te gusta compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Para organizar este juego, deberá formar dos equipos. Los equipos deberán colocarse en un gran espacio abierto que cuente con algunos obstáculos tales como árboles para esconderse o piedras que marquen el campo. Lo principal del juego será colocar dos banderas de colores diferentes en lugares distintos, en lugares bien visibles. Cada niño deberá tener un brazalete del mismo color de la bandera para que se sepa a qué equipo pertenece.

El área de juego tiene que quedar cuidadosamente definida. El terreno de juego se debe dividir por la mitad y cada una de las mitades será propiedad de cada equipo.

El objetivo del juego será que cada equipo capture la bandera de su mismo color, que estará fija en un lugar bien visible en el campo contrario, y estará siendo custodiada por el equipo contrario (dos o tres jugadores como mucho). Para conseguir esto, tendrán que idear alguna estrategia para no ser atrapados por el equipo contrario, que estará defendiendo la bandera. Los jugadores solo podrán ser atrapados cuando pasen al campo contrario. Cuando estén en su campo, estarán a salvo. Si uno de los jugadores es atrapado, pasará un tiempo fuera del terreno de juego, y no podrá intentar capturar la bandera, quedando “encarcelado”. Cualquier árbol u objeto cercano a la bandera custodiada  puede servir como cárcel y debe ser supervisado por un monitor  que lleve un cronómetro, con el que contabilice los cinco minutos de castigo del jugador eliminado.

El juego tiene diferentes variaciones y también se puede jugar de forma que los niños que están en la “cárcel” se queden en ella hasta que algún miembro de su propio equipo los salva, y esto se consigue cruzando el campo contrario sin ser atrapados por ningún miembro del equipo contrario, o corriendo hasta la cárcel en la que se encuentran los compañeros encarcelados (que se encontrará al final del campo contrario).

Los equipos tienen que encontrar el lugar más seguro para ubicar la bandera y designar a dos o tres miembros del equipo como guardianes de la misma. Los demás miembros intentarán atravesar la zona del equipo adversario sin ser atrapados, para obtener la bandera.

El primer equipo que se alce con la bandera sin ser capturado y la traiga de vuelta a su campo habrá ganado el juego (ganará aquel equipo que pase con su bandera recuperada del campo contrario a su zona, es decir, a partir del medio campo hacia su campo)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *