Senderismo

Si te gusta compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

El senderismo (excursionismo, trecking, montañismo…) es la forma más reconfortante y placentera de unir deporte, naturaleza y cultura.

·  Una manera muy práctica y fácil de conocer y amar nuestro país, su historia, sus costumbres, su folklore, su cultura, sus gentes…

·  Una ayuda a la conservación y recuperación de viejos caminos que son una parte importante y olvidada de nuestro patrimonio histórico, artístico y cultural.

·  Una actividad deportiva al alcance de todos, que permite mantenerse en forma incluso a las personas de edad avanzada. En la práctica del senderismo no hay límites de edad ni de ninguna otra clase.

·  Una fuente de salud. «Un día de sendero: una semana de salud».

·  Una actividad de ocio ideal para recuperar la tranquilidad de espíritu y para recuperarse del estrés diario.

·  La práctica del senderismo es una actividad que permite la realización de vacaciones activas y fines de semana o vacaciones fuera de temporada al alcance de todos.

·  Una forma sencilla y práctica de acercar a los niños y a los jóvenes a la naturaleza.

¿Qué es un sendero?

Un sendero es un itinerario que ha sido diseñado de manera que, por caminos, pistas, senderos, vías verdes, etc., buscando los pasos más adecuados, por valles, collados, cordales, etc., se puedan visitar lugares considerados de interés paisajístico, cultural, turístico, histórico, social, etc.

Tipos de senderos (más desarrollado en otro documento)

  Senderos de Gran Recorrido (GR): Son rutas cuya distancia supera los50 km. Su señalización se realiza a base de trazos en color blanco y rojo.

·  Senderos de Pequeño Recorrido (PR): Son rutas cuya distancia está entre 10 y50 km. Su señalización se realiza a base de trazos en color blanco y amarillo.

·  Senderos Locales (SL): Son rutas cuya distancia no supera los10 km. Su señalización se realiza a base de trazos en color blanco y verde.

·  Senderos Urbanos (SU): Son rutas que están circunscritas a un ámbito urbano. Su señalización se realiza a base de trazos color amarillo y rojo.

¿Cómo clasificar los senderos?

La clasificación de los senderos es una cuestión que consta de factores objetivos y subjetivos, así la distancia será casi siempre la misma independientemente de la persona que lo recorra. En cambio, la dificultas es una apreciación subjetiva, individual de cada individuo, que atiende a la resistencia física y psicológica.

Por supuesto no podemos olvidarnos de los factores geográfico y medioambiental, que en muchos casos determina la viabilidad de la realización de nuestra ruta.

Aunque hay muchas maneras de tabular los parámetros, he escogido este sistema porque me ha parecido uno de los más completos. Pertenece al «Manual de Senderismo» de Domingo Pliego.

 Propone un escalonamiento de cinco en cinco kilómetros, a partir de un mínimo de diez (quien se va al campo a andar menos de eso), de forma que cada intervalo viene a corresponder, en cierta medida, a una hora de andar por terreno llano sin desniveles importantes.

Tipo A. Hasta10 Km.

Tipo B. De10 a15 Km.

Tipo C. De15 a20 Km.

Tipo D. De20 a25 Km.

Tipo E. De25 a30 Km.

Tipo F. De30 a35 Km.

Tipo G. De35 a40 Km.

Tipo H. Más de40 Km.

Tipos de terreno

CLASE DE CAMINO. Carretera forestal, pista minera o camino de carros. Eventualmente, carretera asfaltada. Cañada de ganados. Camino peatonal. Sendero. Senda o trocha de montaña. Sin camino.

CLASE DE FIRME. De tierra o gravilla apisonada. Arenoso o tierra suelta. De cascajo o materiales sueltos. De hierba. Rocoso, piedras sueltas, pedreras de montaña. Nevado, hielo, glaciar.

SEÑALIZACIÓN. Innecesaria. Itinerario sin problemas. Señalización clara en rocas y árboles. Señalización antigua, semiborrosa. Hitos de piedras más o menos frecuentes. Señalización inexistente.

DIFICULTADES OBJETIVAS. Sin dificultad alguna. Zonas sin arbolado o muy escaso. Zonas boscosas o de matorral denso. Cruce problemático de ríos o torrentes. Camino en cornisa o en laderas a gran altura. Hay que utilizar las manos en algún punto. Hay que asegurarse en algún paso.

PROBLEMAS DE ORIENTACIÓN. Sin problemas. Camino fácil de seguir. El camino se pierde a veces. Es necesario poner atención. Camino confuso. Se necesitan brújula y plano. Itinerario de montaña o alta montaña sin camino. Imprescindibles brújula y planos.

ELEMENTOS COMPLEMENTARIOS. Sombra frecuente. Agua potable sin problemas. Poca sombra. Agua escasa. Zonas habitadas próximas. Recorrido alejado de zonas habitadas.

Considerando todos los elementos enunciados antes, se pueden tipificar una serie de «modelos» de TIPO DE TERRENO, que deberían de poder abarcar, más o menos, todas las variantes posibles. Así, por ejemplo y solo como ejemplo, podríamos tener los siguientes tipos:

Tipo 1. Camino amplio, pista forestal o cañada, cómodo de seguir. Señalización innecesaria. No hay problemas de ningún tipo en todo el recorrido. No se necesitan elementos de orientación, bastando una simple descripción.

Tipo 2. Camino o sendero peatonal bien visible, fácil de seguir. Piso típico de sendero, de tierra, cascajo o empradizado. Señalizado con marcas de pintura o con hitos de piedras en los puntos mas confusos. Sin problemas de orientación, en general.

Tipo 3. Camino de montaña, piso irregular, pedregoso, que requiere poner cierta atención al andar. Es necesario estar atento para no perder el camino en diversos tramos (cruce de praderas, zonas pedregosas, de matorral,…). Conveniente brújula y plano.

Tipo 4. Sendero sin señalizar, o señales perdidas o borrosas en buena parte. Piso irregular. Agua potable escasa. Zonas habitadas alejadas. El sendero se pierde a veces y son necesarios brújula y plano para poderlo seguir. Problemas puntuales en el recorrido (cruce de ríos o arroyos, laderas abruptas, matorral espeso,…).

Tipo 5. Sendero de montaña, inexistente a veces, con tramos en cornisa o en grandes laderas inclinadas. Tramos de pedreras y roquedo que puede exigir la utilización de las manos para progresar en algún punto. Sombra y agua potable escasas. Alejamiento de lugares habitados. Necesidad de estar atento a las condiciones meteorológicas. Plano y brújula necesarios.

Tipo 6. Senda o simple pista de montaña, a veces inexistente. Sombra y agua escasas. Alejamiento de lugares habitados. Se requieren elementos de aseguramiento en algún punto. Atención a las condiciones meteorológicas. Necesarios plano y brújula.

Tipo 7. Sin sendero. Itinerario tipo alta montaña. Condiciones generales de montaña media/alta. Son necesarios elementos de aseguramiento y progresión en varios tramos. Necesarios plano y brújula. Con una tónica similar a la descrita, combinando los distintos elementos que se consideren como componentes del TIPO DE TERRENO, podrían llegar a establecerse tantos «tipos» como fuera necesario. A los distintos tipos se les asignaría un número creciente según fueran aumentando las dificultades. No deberíamos tener más de 10 tipos, catalogados del 0 al 9, para no complicar la nomenclatura final.

Desnivel

Se propone un escalonamiento de 300 en300 metros, estableciéndose los siguientes intervalos:

0. Menos de100 metros de desnivel = MUY SUAVES

1. Hasta300 metrosde desnivel = SUAVES

2. De300 a600 metrosde desnivel = MEDIAS

3. De600 a900 metrosde desnivel = MEDIAS ALTAS

4. De900 a1200 metrosde desnivel = DURAS

5. De1200 a1500 metrosde desnivel = DURAS

6. De1500 a1800 metrosde desnivel = MUY DURAS

 7. Mas de1800 metrosde desnivel = MUY DURAS

Otros factores complementarios

Consideramos dos factores complementarios:

a) las condiciones climáticas

 b) las habilidades o experiencia necesarias

Condiciones climáticas:

Las condiciones climáticas, muy relacionadas con la estación del año en la que se realiza un recorrido dado, pueden incidir notablemente en la dificultad de dicho recorrido. Todos sabemos que no es lo mismo hacer un sendero de montaña en los largos días primaverales, que hacerlo en invierno, con el terreno nevado, y peor aun si la climatología nos es adversa (tormentas, ventiscas, nieblas). El factor climatológico afecta, en términos generales, a TODOS los tipos de senderos, y en especial a los itinerarios por montaña, que pueden llegar a convertirse incluso en peligrosos. A estos efectos, se proponen los siguientes valores:

1. Condiciones normales (BUENAS) de verano o primavera.

2.  Condiciones MALAS de verano o primavera (calor, lluvias).

3. Condiciones EXTREMAS de verano o primavera (muy caluroso, lluvias torrenciales, tormentas).

4. Condiciones invernales BUENAS (frío seco, poca nieve)

5. Condiciones invernales MALAS (frío intenso, grandes nevadas, nieblas)

6. Condiciones invernales EXTREMAS (ventiscas, hielo, nieblas espesas)

En cualquier caso, este factor serviría para graduar un recorrido DESPUÉS de haberlo realizado y para una fecha determinada, ya que es difícil saber como va a comportarse el clima posteriormente.

Experiencia o habilidades necesarias:

Por ultimo y destinado sobre todo a poder atacar mejor los recorridos por montaña, tan abundantes en nuestro país, podría considerarse un segundo factor complementario que recogería la experiencia, habilidades o conocimientos necesarios recomendables, para poder realizar el recorrido sin problemas. A estos efectos se propone la siguiente clasificación:

1. No se requiere experiencia ni habilidades particulares.

2. Es conveniente tener alguna práctica excursionista.

3. Se necesita un mínimo de entrenamiento físico y conocimientos generales de excursionismo.
4. Para personas entrenadas y con conocimientos de orientación.
5. Necesaria experiencia para desenvolverse en la naturaleza libre y conocimientos de orientación.

6. Para personas bien entrenadas, con buena experiencia y conocimientos técnicos.
7. Para expertos y con conocimientos de manejo del material de alpinismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *