Un gato con tomate

Si te gusta compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Para hacer este entrante saludable para que los niños coman de todo, necesitamos:

–          Un tomate

–          Queso

–          Hojas de canónigos o lechuga

–          Boquerones o anchoas

 

Es muy sencillo realizarlo, primero cortamos el tomate en rodajas finas para que sea más fácil comerlo y no quede tan duro. Luego colocamos dos de ellas una formando la cabeza y la otra el cuerpo.

Seguidamente cortamos los boquerones por la mitad, en anchura, y los colocamos como si fuesen los bigotes de nuestro gatito.

Después ponemos unos triángulos de queso para formar las orejitas y luego dos círculos pequeños para formar los ojos.

Para terminar, con las hojas verdes, haremos el morro entre los bigotes de ambos lados y el rabo del gato.

One thought on “Un gato con tomate

Responder a maria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *