¿Quién mató a….?

Si te gusta compártelo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Los participantes se convierten en detectives que deben resolver un caso a travésdelaspistas que nosotros les facilitamos. Las actitudes que vayan adoptando a lo largo del juego harán posible o no la resolución del problema.

Para comenzar, realizaremos una selección de las personas que van a desempeñar el papel de detectives, los cuales se agruparán en el centro del local. Los demás miembros del grupo se colocarán alrededor, de forma que puedan observar el funcionamiento de los detectives. La misión de estos últimos es ir tomando notas, de aquellas cosas que previamente les han explicado los monitores, a medida que se desarrolla la dinámica.

Antes de repartir datos, el monitor motivará a los chavales para que desempeñen bien su rol, tanto de detectives como de observadores. El grupo de detectives se organizará de la forma que considere más oportuna. Debe encontrar las respuestas, que se piden, en el menor tiempo posible.

Las pistas se reparten entre los detectives, que mantendrán en secreto sus datos hasta el momento en que les toque intervenir.

Como material necesitamos tiras sueltas para cada participante, con uno o dos datos del problema, se reparten arbitrariamente. Entre diez o doce chicos/as podrán realizar la tarea de detectives.

A los observadores se les puede facilitar el trabajo elaborando unas fichas en las que aparezcan las preguntas de la puesta en común.

«Se ha cometido un asesinato, hasta ahora inexplicable. Ciertas pistas pueden ayudarnos en el esclarecimiento de la muerte. Esta es la tarea que ahora se os encomienda.

Debéis averiguar:

-El nombre del asesino

-El arma con que cometió el crimen

-La hora en que se cometió el asesinato

-El móvil del homicidio

-El lugar en que se realizó el crimen

1.- La Sra. Hernández había estado esperando en el hall de la portería del edifico a que su esposa dejara de trabajar.

2.-El ascensorista dejó el trabajo a las 12’30 h de la madrugada.

3.-El cadáver de Jorge Roig fue encontrado en el parque

4.- El cadáver de Jorge Roig fue encontrado a la 1’20 de la madrugada

5.-Según el informe del forense Jorge Roig había estado una hora muerto cuando fue encontrado su cadáver.

6.- La Sra. Hernández no vio a Jorge Roig abandonar el edificio por la portería cuando ella estaba esperando.

7.-Manchas de sangre correspondiente al tipo de la de Jorge Roig fueron encontradas en el garaje del sótano del edificio.

8.- La policía no pudo localizar a José Pérez después de la muerte.

9.-Sangre del mismo tipo que la de Jorge Roig fue encontrada en la moqueta del pasillo del apartamento de José Pérez.

10.-Cuando fue descubierto, el cadáver de Jorge Roig tenía una herida de bala en la pierna y una herida de cuchillo en la espalda.

11.-José Pérez disparó a un intruso en su apartamento a media noche.

12.-Jorge Roig había casi arruinado los negocios de José Pérez arrebatándole a sus clientes con engaños y falsedades.

13.-El ascensorista dijo a la policía que él había visto a Jorge Roig a las 12´15 de la madrugada.

14.-La bala sacada de la pierna de Jorge Roig era de la pistola de José Pérez.

15.-Solamente una bala se había disparado de la pistola de José Pérez.

16.- El ascensorista dijo que Jorge Roig no parecía herido gravemente.

17.- Un cuchillo fue encontrado en el garaje del sótano del edificio sin ninguna huella digital.

18.-Había manchas de sangre en el ascensor.

19.-La Sra. Hernández había sido buena amiga de Jorge Roig y había visitado en ocasiones el apartamento de él.

20.-El esposo de la Sra. Hernández estaba celoso de esta amistad.

21.-El esposo de la Sra. Hernández no apareció en el hall de la portería a las 12’30 de la madrugada, al fin de su jornada laboral. Ella tuvo que volver sola a su casa y él llegó más tarde.

22.-A las 12’45 de la madrugada, la Sra. Hernández no pudo encontrar el coche de su marido en el garaje del sótano del edificio donde trabajaba.

23.-La noche del asesinato llovía copiosamente

24.-El matrimonio Hernández tenía fuertes problemas económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *