Taller para el estrés con la risa

Taller para el estrés con la risa

A través de la risoterapia podemos liberar mecanismos que tenemos bloqueados. Esta técnica se trabaja, generalmente, en grupos para llevar a cabo una intervención de risas y liberar las endorfinas que fomentan la relajación y por ello combatir el estrés.

En esta sesión os presentamos unos ejercicios para reír y poder relajarnos, de este modo desbloqueamos el estrés. Los ejercicios que se proponen se pueden realizar a diario, con o sin estrés. Son buenas técnicas para liberar diariamente.

  1. Cogemos un globo y comenzamos a inflarlo. En cada soplido deja salir algo que deseas que desaparezca de ti, de tu vida, de tu entorno o del mundo.
  2. Atamos el globo con los cordones de tus zapatillas. Pondremos música y bailamos con el globo atado en las zapatillas. Intenta hacerlo explotar antes de que se acabe la canción.
  1. Ahora contraemos los músculos y caminamos rápido por la habitación . Intentamos decir nuestro nombre sin aflojar la musculatura y luego relajarnos poco a poco, por partes, todo el cuerpo.
  1. La risa causada por cosquillas, es la forma de risa más primitiva. Las zonas más cosquillosas, axilas, flancos, cuello, cuando reciben estímulos, envían impulsos eléctricos al sistema nervioso central a través de las terminaciones nerviosas de la piel, lo que desata una reacción en la región cerebral
  1. . Por tal motivo, muy pocas personas pueden resistir a esta técnica infalible para reír.

 

Libros para niños

Os dejamos aquí un listado de libros recomendados para niños:
– El enfermo imaginario de Molière

– La tesis de Nancy de Ramón J. Sender

– Memorias de un amante sarnoso de Groucho Marx
– Bouvard y Pécuchet de Gustave Flaubert

– Wilt de Tom Sharpe

– Dioses menores de Terry Prattcher

– Mi familia y otros animales de Gerald Durrell

– Cuentos sin plumas de Woody Allen

– ¡Pues vaya! de P.G. Wodehouse

– El ángel más tonto del mundo de Christopher Moore

– Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza

– Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer de David Foster Wallace

– El diario de Bridget Jones de Helen Fielding

– La conjura de los necios de John Kennedy Toole

– La taberna errante de G. K. Chesterton

– ¡Noticia bomba! de Evelyn Waugh

– El curioso incidente del perro a medianoche de Mark Haddon

– Maldito Karma de David Safier

– Lo mejor que le puede pasar a un cruasán de Pablo Tusset

– Guía del autoestopista galáctico de Douglas Adams

– Un yanqui en la corte del rey Arturo de Mark Twain

– Atrápame ese mono de Gerald Durrell

– El mundo ha vivido equivocado de Roberto Fontanarrosa

– El fantasma de Canterville de Oscar Wilde

– Delicioso suicidio en grupo de Arto Paasilinna

 

Técnicas de musicoterapia II

Técnicas de empatía

Imitando: haciendo eco o reproduciendo la producción del cliente, luego que dicha respuesta se haya completado.

Sincronizando: haciendo al mismo tiempo lo que hace el cliente.
Incorporando: usando un motivo musical o un comportamiento del cliente como tema de la improvisación o composición propia, elaborándolo.
Marcando el paso: combinando el nivel de energía del cliente (Ej.: velocidad e intensidad)
Reflejando: Coincidiendo con los estados de animo, actitudes o emociones exhibidos por el cliente.

Exagerando: Destacando al amplificar algo que es prominente o singular en la respuesta del cliente.

 

Técnicas de estructuración

Sosteniendo el Ritmo: manteniendo un pulso básico o proporcionando un sostén rítmico para la improvisación del cliente.

Centralizando la Tonalidad: proporcionando un centro tonal, escala, o base armónica como base para la improvisación del cliente.
Conformando: ayudando al cliente a definir la duración de una frase y a formalizar su expresión.

 

Técnicas de intimidad

Compartiendo Instrumentos: utilizando el mismo instrumento que el cliente o tocándolo cooperativamente.

Dando: otorgando un obsequio al cliente, por ej., una producción musical, un instrumento, etc.
Creando un Vínculo: desarrollando una pieza corta o canción basada en las producciones del cliente y usándolas como una temática para el desarrollo de la relación [terapéutica].

Soliloquios: improvisando una canción como si se estuviera hablando a sí mismo sobre el cliente.

 

Técnicas expresivas 

Como su propio nombre indica se trata de técnicas en las cuales el paciente es un creador activo (expresivo) de la música. Muchas de las técnicas expresivas se basan en la improvisación a nivel instrumental, vocal y corporal (pero no debemos pensar en dicha improvisación desde la música profesional y los patrones de composición, sino desde la libre expresión del paciente). Algunos de los métodos que utilizan dichas técnicas serán:

  • Improvisación musical
  • Diálogo musical
  • Modelo Bruscia.
  • Musicoterapia analítica

Alguno de los beneficios que ofrecen estas técnicas serán los siguientes:

  • Aumento de la autoestima y motivación.
  • Aumento de la creatividad y la expresividad.
  • Autoconocimiento de uno mismo.
  • Conocimiento del entorno y respeto hacia los demás.

 

Técnicas receptivas

Son aquellas técnicas en las que el paciente no es autor de la música y su implicación es sobretodo interna. La música utilizada puede ser grabada o en vivo. Utilizar música grabada tiene la ventaja de que el musicoterapeuta puede estar más pendiente en la interacción y observación del paciente. Además, la música grabada no se ve influenciada por aspectos emocionales, cosa que sí puede ocurrir en la música en vivo (normalmente producida por el musicoterapeuta). Los objetivos generales que se buscan mediante las técnicas receptivas serán los siguientes (según Poch en Compendio de musicoterapia, p. 132):

  • Provocar recuerdos, sentimientos inconscientes.
  • Provocar cambios en las emociones.
  • Sugerir imágenes y fantasías.
  • Facilitar la expresión verbal de los sentimientos.
  • Facilitar el mundo inconsciente del paciente.

Risoterapia para niños de primaria

Mimoemociones

El monitor pide a los alumnos que se pongan en parejas frente a frente. Estando así, les va pidiendo que, los dos, por turno, expresen conductas con gestos o posturas solamente, sin palabras. Pueden ser conductas como alegría, asombro, reconocimiento, tristeza, desprecio…

Río y me enfado

El monitor hace alguna señal que toda la clase pueda percibir, pide a los alumnos que rían a carcajadas al ver esa señal. Al hacer otra señal pide a los alumnos que se pongan serios. Se repite este ejercicios varias veces.

No te rías que es peor

Los niños se ponen en dos filas y se ponen frente a frente, los de una fila serán A y los de la otra serán B. Durante un minuto cada A debe hacer reír a B y Be no debe reírse. Al siguiente minuto se hace al contrario. No vale hacer cosquillas para hacer reír, ni cerrar los ojos.

Desde cuando no

El monitor se pone delante de todo el grupo y pide a uno de los participantes que se coloque con él. El monitor se pone detrás del chico/a, el cual estará sentado y mirando a todos los demás. El monitor hace mímica de alguna acción (cepillarse los dientes, dormir, limpiarse, la nariz, asearse las manos) , acompaña la mímica diciendo “Cuánto hace que tú ….” El que está sentado debe responder, sin mirar al monitor, cuánto tiempo hace que ejecutó la acción representada por el docente.

El barco

Se coloca el grupo en círculo, el monitor dará varios gripos para hacer mover a los asistentes.  Dirá “popa” y el grupo se moverá hacia adentro, gritará “proa” y el grupo da un paso hacia atrás. Si dice “mar picado” y todos se balancean, con “maremoto”, todos se deben cambiar de puesto, nadie puede quedar en su mismo puesto. La serie de gritos se repite varias veces.

Pobrecito gatito

Todos los niños se colocan en círculo, uno de ellos será el gato, éste camina en cuatro patas y se moverá de un lado a otro hasta detenerse frente a cualquiera de los demás para maullarle. Por cada “miau”, el otro alumnos deberá acariciar la cabeza y decirle “pobrecito gatito”, sin reírse. El que se ría, cumple penitencia de “hacer de gato”.

Musicoterapia para el aula

‐Prácticas educativasmusica

Son prácticas que usan la música con alumnos discapacitados o minusválidos en un encuadre educativo o escolar. Los objetivos son curriculares o evolutivos.

A nivel aumentativo nos encontramos con la educación especial y música progresiva, y a nivel intensivo con la musicoterapia evolutiva.

Citemos p.e. la musicoterapia evolutiva: trata de encauzar necesidades educativas y tareas evolutivas que hayan podido quedar retrasadas o impedidas en diferentes períodos de la vida. Se usa en clientes minusválidos con obstáculos e el crecimiento evolutivo de áreas como la sensoriomotriz, cognitiva, interpersonal,

 

‐Prácticas instructivas

Son prácticas que ponen énfasis en el aprendizaje. Están encaminadas a una

psicoterapéutica y son frecuentes en escuelas de música comunitarias.

A un nivel auxiliar incluyen la enseñanza musical adaptativa y la enseñanza musical terapéutica; a un nivel aumentativo, la enseñanza de la musicoterapia; y a nivel intensivo, la enseñanza musical psicoterapéutica.

Citando p.e. la enseñanza de la musicoterapia: se trata de encauzar las necesidades terapéuticas del cliente usando las experiencias del aprendizaje musical. El aprendizaje musical es por tanto secundario, lo principal es la consecución de las metas terapéuticas.

‐Prácticas conductistas

Esta área de la musicoterapia se interesa por la influencia de la música en diferentes comportamientos humanos. Los comportamientos de mayor interés son aquellos que tienen un efecto significativo en la adaptación de la persona, en su educación o desarrollo.

A nivel auxiliar, tenemos la música funcional; a nivel intensivo, la psicoterapia musical conductista; y a un nivel aumentativo, la musicoterapia conductista.

Nombramos por ejemplo, la musicoterapia conductista: Aquí se trata de usar la música para modificar o incrementar conductas adaptativas o eliminar conductas

inapropiadas. Para ello usamos la música como un refuerzo positivo o negativo, un condicionante de otros esfuerzos o un antecedente conductista o pie para otros comportamientos.

‐Prácticas psicoterapéuticas

En esta división de la musicoterapia se trata de resolver los problemas de la vida emocional y/o interpersonal. Alguno de sus objetivos son: incrementar la conciencia del yo, la introspección, la catarsis emocional,

Nos encontramos con, a nivel auxiliar, la música terapéutica; a nivel aumentativo, la psicoterapia musical de apoyo; y a nivel intensivo, la psicoterapia musical de introspección.

Citando por ejemplo, la música terapéutica: En ella las actividades realizadas se llevan a cabo fuera de una relación cliente‐terapeuta. Se usa la música en diferentes terrenos (mental, físico, emocional) para enriquecerse y autoactualizarse. Así por ejemplo podemos liberar sentimientos, relajar el cuerpo, desarrollar la creatividad,…

‐Prácticas de supervisión y formación

Son todos los usos de la musicoterapia que tiene por objetivo enseñar musicoterapia en sí misma o utilizándola como un proceso de supervisión clínica. Se incluyen prácticas como; a nivel auxiliar, demostraciones de musicoterapia y juego de roles, a nivel aumentativo, la formación en musicoterapia experimental, y a nivel intensivo , la psicoterapia supervisora.

Comentamos por ejemplo, las demostraciones de musicoterapia y juego de roles: son demostraciones útiles para presentar la musicoterapia a personas fuera del campo y a la hora de formar musicoterapeutas. Se trata en ellas de que el profesor asigne los roles de cliente y terapeuta y poder así aprender el proceso terapéutico.

‐Prácticas médicas

En esta área usamos la música y la musicoterapia para facilitar el tratamiento médico, prevención de enfermedades o apoyar al paciente e tratamientos o convalecencias.

A nivel auxiliar, nos encontramos con música funcional y música terapéutica; a nivel aumentativo, la música en medicina; y a nivel intensivo la musicoterapia en medicina.

Por ejemplo. La musicoterapia en medicina: los objetivos que busca son médicos y psicoterapéuticos por la naturaleza puesto que estamos tratando de ayudar a un paciente con su enfermedad, tratamiento o convalecencia. a relación cliente‐terapeuta es muy importante.

‐Prácticas recreativas

Usamos en esta área la música y la musicoterapia con fines de diversión, conciertos, fiestas, funciones, espectáculos,…

Tenemos a nivel auxiliar, la música ceremonial y la música recreativa terapéutica; y a nivel aumentativo la musicoterapia recreativa.

En la musicoterapia recreativa: se intenta ayudar al cliente a desarrollar habilidades recreativas y a utilizar el tiempo libre como un medio para autorrealizarse.

Efectos de la risoterapia

Efectos de la risoterapia

Hay varios tipos de efectos positivos que tiene la risa:

veladasFísicos:

–       Masaje: la columna vertebral y cervical, donde se acumulan tensiones, se consiguen estirar. Además se estimula el bazo y se eliminan toxinas. Con el movimiento de la risa, el diafragma origina un masaje interno que facilita la digestión.

–       Limpieza: se lubrican y limpian los ojos con lágrimas. La carcajada hace vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído. Ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas por el movimiento del diafragma.

–       Ejercicio: con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que solo se pueden ejercitar con la risa. Además ayuda a adelgazar reactivando el sistema linfático.

–       Analgésico: se liberan endorfinas, los sedantes naturales del cerebro. Se utiliza para terapias de convalecencia que requieren una movilización rápida del sistema inmunológico.

–       Oxigenación: entra el doble de aire en los pulmones, dejando que la piel se oxigene más. En concreto, los pulmones mueven doce litros de aire en vez de los seis habituales, lo que mejora la respiración y aumenta la oxigenación.

–       Rejuvenecedor: rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara. Tiene, además, un efecto tonificante y antiarrugas.

–       Sueño: genera una sana fatiga que elimina el insomnio.

Psicológicos:

–       Elimina el estrés: se producen ciertas hormonas (endorfinas y adrenalina) que elevan el tono vital y nos hacen sentir más despiertos.

–       Alivia la depresión: porque nos hace ser más receptivos y ver el lado positivo de las cosas.

–       Proceso de regresión: un retroceso a un nivel anterior de funcionamiento mental o emocional, generalmente como un mecanismo para aliviar una realidad que se percibe como dolorosa o negativa.

–       Exteriorización: se exteriorizan emociones y sentimientos. Es una energía que urge por ser liberada, sobre todo cuando necesitamos reír y la situación social no lo permite.

Sociales:

Tiene carácter contagioso, facilita las situaciones socialmente incómodas y tiene poder comunicativo del humor.